¿Por qué es importante hacer el pertinente mantenimiento de arquetas?

Arquetas de saneamiento más comunes – ¿Por qué es importante hacer el pertinente mantenimiento de arquetas?

Arquetas de saneamiento más comunes – ¿Por qué es importante hacer el pertinente mantenimiento de arquetas?

Aunque puede que no sea obvio al principio, las alcantarillas y las arquetas deben mantenerse y limpiarse para que funcionen de forma correcta. La suciedad, el lodo, las aguas residuales y los escombros que se acumulan allí pueden causar una serie de problemas.

Es por eso que un correcto mantenimiento soluciona cualquier fallo o problema. Además, previene accidentes.

En este artículo te contamos todo lo que debes saber acerca de este proceso, cuáles son las arquetas de saneamiento más comunes y sus ventajas.

¿Por qué debes hacer tareas de mantenimiento de arquetas?

Realizar el mantenimiento de las arquetas es muy importante. Al ser depósitos que unen los canales y distribuyen las aguas residuales bajo tierra, juegan un papel muy importante en la red de saneamiento de una ciudad.

Su función es la de canalizar las aguas residuales de una vivienda hacia la red de alcantarillado general de la zona. Tienen forma de caja y están hechas de materiales como cerámica, PCV, hormigón, entre otras opciones.

En un municipio, las arquetas de saneamiento mas comunes son las de tipo a pie de bajante, de paso, de arranque, sumidero, separación de grasas y sifónica.

Las ventajas de realizarle mantenimiento a estos depósitos son:

Evitas daños estructurales

Cuando ocurre un desbordamiento de arquetas, existe presencia de agua en los alrededores de la vivienda. Esto ocasiona filtraciones y humedad, que a su vez produce daños en la parte estructural de tu casa o edificio.

Con un correcto mantenimiento evitas que el agua se desborde y se produzca un ambiente húmedo en tu casa que ocasione moho y deteriore la estructura de forma progresiva.

Reduces la probabilidad de atascos e inundaciones

Por los residuos presentes en el agua pueden ocurrir atascos que no permitan fluir el agua de manera correcta.

La limpieza periódica y el vaciado garantizan que se reduzca la posibilidad de que esto ocurra. Mantiene el canal de paso libre y sin elementos que lo interrumpan.

Además, estos atascos también pueden producir desbordamientos e inundaciones en la vivienda o en zonas aledañas. Por eso, es necesario asegurarte de mantener la arqueta bien despejada.

Previenes la aparición de plagas

En este tipo de depósitos húmedos y oscuros es frecuente que se alojen insectos o plagas como ratones y cucarachas. Sobre todo, si no existe un correcto mantenimiento y se acumulan residuos y lodo en el interior.

Una limpieza cada 3 meses aproximadamente te ayudará a prevenir la aparición de estos molestos animales y a que las arquetas estén completamente libres y limpias.

Incluso esto también evitará la acumulación de sales y minerales que pueden deteriorar las tuberías subterráneas de forma progresiva.

Dirás adiós a los malos olores

El saneamiento e higiene es un tema muy importante. Al realizar un mantenimiento regular evitas la acumulación de residuos que ocasionan malos olores y problemas de salud.

Es frecuente que en las arquetas se produzcan aromas desagradables si no se limpian con regularidad. Esto favorece la formación de microorganismos y posibles agentes peligrosos para la salud de tu familia y vecinos.

Por eso, debes realizar un correcto aseo de forma regular. De esta forma, le dirás adiós de forma definitiva a los malos olores y problemas de higiene.

Ahorrarás seguro

El mantenimiento preventivo es ideal para evitar accidentes y reparaciones caras. Una inundación, atasco, desbordamiento o daño de la tubería significa que debes pagarle a un especialista para que la repare y solucione el fallo.

Este tipo de reparaciones suelen ser caras. Sobre todo, si el técnico tiene que realizar sustitución de alguna pieza o material dañado. En algunos casos, con un seguro puedes cubrir este tipo de problemas. No obstante, estos costes se pueden prevenir con una limpieza regular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *