Evitar atascos de tuberías este invierno

Consejos para evitar atascos de tuberías este invierno

Evitar atascos de tuberías este invierno

 

En los meses de bajas temperaturas, las lluvias y nevadas suelen causar atascos en las tuberías, especialmente si no has procurado un mantenimiento preventivo. Para atender desatrancos urgentes en Madrid, nuestros técnicos te atienden en cualquier día del año.

Te enseñamos estos trucos aplicables en invierno para prevenir estas obstrucciones en alcantarillas, pozos, tuberías, desagües, pozos sépticos o piscinas.

¿Hay más problemas durante esta estación?

Las lluvias y nevadas invernales aumentan las probabilidades de atascos y congelamiento de las tuberías. Esto obstaculiza el paso de las aguas residuales y negras en viviendas, apartamentos, fincas y comunidades. Así como cortes en el suministro y altos gastos de reparación.

Si estás buscando una empresa de desatrancos urgentes Madrid, debes llamar a profesionales de confianza. También puedes solicitar nuestros servicios de limpieza y mantenimiento preventivos antes del otoño y el invierno.

Pero, ¿por qué hay más problemas durante esta estación?

Más lluvias

En los chalets, casas y edificios con terrazas, las lluvias arrastran residuos orgánicos y suciedad en los tejados y en las canaletas. Esto ocasiona atascos que pueden romper las tuberías y dejar sin agua a las viviendas. Otras consecuencias son la presencia de humedades, averías de cañerías e inundaciones de los espacios domésticos.

Caída de hojas

Igualmente, la caída de las hojas y lodo pueden atascar las tuberías y desagües, así como los tejados de las casas. Para evitarlo, mantén estas instalaciones limpias y revisa si tienen alguna rotura. Las averías pequeñas pueden convertirse en un problema más complejo con la lluvia.

Consejos para evitar atascos de tuberías este invierno

El mantenimiento de las tuberías y cañerías es importante, especialmente antes de los meses fríos para evitar averías y reparaciones caras. Estas son nuestras recomendaciones.

  • Inspecciona las tuberías en busca de fugas. Debes repararlas siempre a tiempo.
  • Abre los armarios de los fregaderos para permitir la circulación de aire caliente.
  • Cubre las tuberías con una espuma aislante para evitar la congelación.
  • Desatasca los bajantes de las canaletas con presión de agua.
  • Cierra la llave de paso en caso de irte de viaje.
  • Ventila tu vivienda. Abre las ventanas 15 minutos para prevenir humedades por condensación.
  • Guarda las mangueras y cierra las llaves de paso que alimentan de agua los grifos de los jardines y patios.

No obstante, lo más importante es lo siguiente

Mantén las tuberías y canaletas limpias

Como ya te hemos dicho, la limpieza es fundamental para prevenir atascos y roturas. Puedes aplicar estos consejos antes de la llegada del invierno y contratar a los técnicos en caso de detectar un problema más complejo.

  • Quita las hojas, polvo y desechos orgánicos que se acumulan en los bajantes y canaletas.
  • Limpia las tuberías con frecuencia con agua caliente y sal gorda.
  • Mantén limpios los canales de los tejados de las casas, fincas y edificios.

Procura tener limpias también las alcantarillas

La inspección y mantenimiento de las alcantarillas son atendidas por los ayuntamientos. En caso de estas instalaciones en comunidades privadas, estas se pueden revisar y limpiar por profesionales. Emplean la última tecnología de una manera eficiente y sin necesidad de obras.

Para ayudar a mantenerlas en óptimas condiciones, debes cuidar que echas en las cloacas. Te recomendamos solo utilizarlas para el papel higiénico y los residuos humanos. Evita verter productos químicos o aceites, que pueden dañar los sistemas de desagües.

En caso de percibir malos olores, lentitud en el drenaje y filtraciones en las áreas cercanas de los fregaderos, es posible que tengas un problema de atasco. Ante un problema es mejor llamar a un profesional

Es importante mantener los sistemas de alcantarillado limpios, especialmente antes de las lluvias y nevadas. De esta manera, prevenimos inundaciones, atascos, roturas, malos olores y presencia de plagas, que pueden causar enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.