Reparación de tuberías sin zanja

La reparación de tuberías sin zanja es un método muy eficaz para evitar los tradicionales inconvenientes derivados de las obras necesarias para acceder a estos sistemas. Evitan perforaciones del pavimento o excavaciones complicadas.

Es por eso que es un tratamiento mucho más económico, ecológico y también que te ayuda a ahorrar tiempo y preocupaciones.

Si necesitas este tipo de reparación, en Tenofransa tenemos las tecnologías más avanzadas y el personal cualificado para lograr los mejores resultados.

 

Este tipo de reparación de tuberías sin zanja consiste en introducir a través de la tubería una manga flexible de fibra de vidrio impregnada con una resina especial. Esta resina se adhiere a la superficie interna de la tubería o la encamisa, logrando crear una tubería nueva adherida a la anterior.

Con la ayuda de aire comprimido se genera la presión suficiente para lograr la completa adherencia de la fibra de vidrio y la resina a las tuberías. De esta manera, se sellan las roturas o daños existentes.

La resina recupera por completo la tubería, mejora su capacidad hidráulica, disminuye el consumo energético y hace más eficiente el funcionamiento de la red de saneamiento.

En Tenofransa somos expertos en la reparación con tecnología sin zanja y contamos con los equipos y materiales más sofisticados del momento. Tenemos a mano la mejor tecnología en cámaras de inspección robotizadas para realizar un análisis certero de las averías. También contamos con personal altamente cualificado para realizar este tipo de tareas.

Esto nos permite conseguir resultados inmejorables que dejan muy satisfechos a nuestros clientes. Además, nuestros años de trayectoria en el sector de la pocería en Madrid nos hacen una de las empresas más fiables y eficientes.

 

Acudiremos a tu llamada lo más rápido posible para resolver cualquier tipo de problemas. Además, lo haremos de forma impecable y rápida. De esta forma, conseguirás toda la reparación del sistema de tuberías sin necesidad de hacer obras caras y complicadas.

¿Por qué recurrir a la tubería sin zanja?

Hoy, lo más recomendable para sanear y reparar sistemas de tuberías es hacerlo con las técnicas más modernas, sin necesidad de abrir zanjas. Esto se debe a las múltiples ventajas que traen consigo. Entre las razones más destacadas para recurrir a estas técnicas están:

  • Los costes del trabajo son mucho más económicos, ya que no hay que hacer perforaciones ni cambiar los tubos por completo.
  • El ahorro de tiempo en la ejecución de los trabajos es considerable. Se hace mucho más rápido que con las técnicas tradicionales.
  • No lidiarás con las molestias relacionadas con la apertura de zanja, la reposición del pavimento, los residuos, los permisos, los inconvenientes con los vecinos, etc.
  • Mejoran en gran medida la integridad estructural de la tubería.
  • El agua fluye mucho mejor, mejorando el caudal hasta en un 38%
  • Se refuerzan las zonas problemáticas, lo que evita fugas, infiltraciones y el deterioro a largo plazo.
  • Se reduce el ruido causado por el paso del agua a través de las tuberías.
  • Disminuye el consumo energético y son menos contaminantes.
  • Evitan mayores interferencias con el tráfico y el paso de peatones.

Si tienes problemas con tus tuberías y no sabes qué hacer, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te daremos un presupuesto calculado a tu medida y según las características individuales de la situación. Puedes hacerlo cuando quieras, sin ninguna clase de compromiso y totalmente gratis.

Cuéntanos  cuál es tu problema y nuestros profesionales en pocería te explicarán cuáles son las opciones más recomendables para tu caso particular.

Lo único que tienes que hacer es rellenar el formulario de contacto disponible en nuestra página web o, simplemente, puedes llamarnos a nuestros números telefónicos. Estaremos atentos y dispuestos a escucharte para resolver tus problemas relacionados con la pocería.

Contacta con Nosotros